Un importante número de personas de diferentes países, entre los que destacan Portugal, Francia y México, siendo conocedores y seguidores del hecho religioso de Prado Nuevo y  viendo la necesidad de apoyar y extender la Obra social y religiosa derivada de estos hechos, están comprometidos con las iniciativas de la Fundación Benéfica VD desde sus propios países.

Hoy en día simpatizantes y colaboradores de la Fundación en esos países, apoyan de forma permanente los proyectos benefico-sociales puestos en marcha, pero en los planes de la fundación se encuentra la posibilidad de ampliar los mismos a países como Portugal y Francia.

En México, como experiencia piloto, se ha dado un paso más y ya se están sentando la bases para hacer realidad la ejecución de una parte del programa de ayudas a familias, que tiene en marcha la Fundación.

Otros países se han incorporado a este grupo internacional: República Dominicana y Colombia. En el primero de ellos y a solicitud del arzobispo se ha realizado un programa de ayuda a la iglesia para la reconstrucción de varios templos. Algunos de estos proyectos hoy ya están concluidos y en funcionamiento.