Un importante número de personas de diferentes países, entre los que destacan Portugal, Francia y México, siendo conocedores y seguidores del hecho religioso de Prado Nuevo y  viendo la necesidad de apoyar y extender la Obra social y religiosa derivada de estos hechos, están comprometidos con las iniciativas de la Fundación Benéfica VD desde sus propios países.

Hoy en día simpatizantes y colaboradores de la Fundación en esos países, apoyan de forma permanente los proyectos benefico-sociales puestos en marcha, pero en los planes de la fundación se encuentra la posibilidad de ampliar los mismos a países como Portugal y Francia.

En México, como experiencia piloto, se ha dado un paso más y ya se están sentando la bases para hacer realidad la ejecución de una parte del programa de ayudas a familias, que tiene en marcha la Fundación.

Otros países se han incorporado a este grupo internacional: República Dominicana y Colombia. En el primero de ellos y a solicitud del arzobispo se ha realizado un programa de ayuda a la iglesia para la reconstrucción de varios templos. Algunos de estos proyectos hoy ya están concluidos y en funcionamiento.

República Dominicana - Santo Domingo

La jerarquía eclesiástica de República Dominicana se puso en contacto con la Fundación para solicitar una colaboración concreta que pudiera beneficiar a mas de 20.000 fieles de un barrio humilde de las periferias: la rehabilitación de un templo. El Patronato de la Fundación, tras estudiar el proyecto, aprobó la iniciativa y esta es hoy casi una realidad.
Al templo se le han podido añadir unas aulas para la formación de los niños y nuevas zonas de uso pastoral para la parroquia.

Esta y otras iniciativas, como la rehabilitación de la Iglesia de casas de lázaro en Albacete o la firma y ejecución del convenio de colaboración con el Arzobispado de Burgos, para la rehabilitación de la Iglesia del Carmen en Peñaranda de Duero, Burgos, han sido el germen del nuevo Programa de Ayuda a la Iglesia denominado “Padre D. José Arranz” y dedicado a atender las necesidades de tantos sacerdotes, infraestructuras y fieles, como tiene la Iglesia Católica en todo el mundo.

Portugal

La Fundación Benéfico Asistencial Virgen de los Dolores está profundamente agradecida con sus colaboradores de las distintas zonas de Portugal; no en vano, la Fundadora Luz Amparo los tenía muy en estima y en distintas ocasiones recurrió a ellos para que colaboraran con la Fundación en las Obras de Amor y Misericordia por ella fundadas. Como muestra, destacar que las tejas del tejado de la Residencia “Nuestra Señora de la Luz”, en Torralba del Moral, fue sufragado íntegramente por los peregrinos portugueses.

Siendo estas colaboraciones importantes, lo que realmente llena de orgullo a la Fundación son las distintas vocaciones, tanto femeninas como masculinas, que de una u otra manera colaboran diariamente haciendo una realidad los fines de la Obra fundada por Luz Amparo.

Tanta generosidad hacia la Fundación ya ha podido empezar a ser devuelta; recientemente, han comenzado a atenderse en sus instalaciones a distintas personas mayores necesitadas procedentes del norte, centro y sur de Portugal.

México

Mexico es de los primeros países en los que se extendió la Obra de El Escorial; Aurora Castillo y toda su familia tuvieron un importante papel en la extensión. Ciudades como San Luis Potosí, León, Zacatecas, Queretaro, Morelia o el mismo Distrito Federal, mantienen una estrecha relación con esta humilde Institución española. Cuando así ha sido necesario, se ha colaborado económicamente con algunas familias o facilitado infraestructura en alguno de sus viajes.

Francia

En número más reducido pero con la misma perseverancia que los peregrinos portugueses, la Fundación cuenta con un importante grupo de colaboradores que se extienden por el norte, centro y sur de Francia. Sus aportaciones supusieron una ayuda importante para poner en marcha la residencia Ntra. Sra. del Carmen, en Peñaranda de Duero, Burgos.

Desde la sede de la Asociación Virgen de los Dolores en el sur de Francia, Marie
Georges Echeverría colabora de forma activa en la difusión de la revista Prenef (prado nuevo) a más de medio millar de suscriptores y un centenar de Instituciones y simpatizantes de esta gran obra fundada por Luz Amparo.